El futuro de los Legionarios de Cristo en manos del Papa

La primera pregunta que, de aquí a un mes, tienen que responder los 61 delegados de los Legionarios de Cristo reunidos desde ayer en Roma es muy clara: ¿de qué forma puede seguir existiendo una congregación que, fundada en 1941 por el sacerdote mexicano Marcial Maciel (1920-2008) a su imagen y semejanza, presumió durante décadas de ser lo mejor de la Iglesia —los más puros, los más influyentes, los más poderosos, el brazo armado de Juan Pablo II— mientras que, de puertas para adentro, su fundador y un grupo de secuaces robaban y abusaban de menores, incluidos sus propios hijos, bajo la protección de su poder y el desprecio a las víctimas?

No será una pregunta fácil de responder, por cuanto de ella no solo depende la credibilidad de los Legionarios de Cristo. También supone un desafío para el papa Francisco, cuyo mensaje está en las antípodas de la congregación ultraconservadora y quien se ha reservado expresamente la última palabra sobre el futuro de la Legión.

Oficialmente, el objetivo del llamado Capítulo General Extraordinario es cerrar, con la revisión de sus estatutos y la elección de un nuevo gobierno, el proceso de renovación ordenado en 2010 por el papa Benedicto XVI tras descubrirse que los abusos de Marcial Maciel —robaba a manos llenas, se drogaba con morfina, abusaba de jóvenes legionarios, engañaba a mujeres con las que tenía hijos a los que también sometió a abusos, presumía de célibe en Roma pero era polígamo en México…— habían terminado contagiando a la congregación.

Lo que entonces se sospechaba —Maciel no era, ni mucho menos, la única manzana podrida— ha resultado después confirmado con creces. Hace apenas un mes, el vicario general, Silvester Heereman, admitió públicamente que 35 sacerdotes de la Legión habían sido acusados de pederastia, de los que de nueve —entre los que incluía a Maciel— ya se tiene constancia de culpabilidad. Eso sí, ninguno ha sido puesto por la congregación a disposición de la justicia. Como tampoco, en su día, fue denunciado Marcial Maciel.

Leer Artículo Completo AQUI